Resumen

La tomografía de coherencia óptica es una técnica de diagnóstico intracoronario con una alta resolución, su advenimiento ha permitido llevar a cabo un mejor diagnóstico para el tratamiento de las afecciones vasculares. El desarrollo de nuevos sistemas de esta tomografía, que evitan la oclusión de la arteria, favorece que esta técnica tenga mayor utilidad y se convierta en práctica habitual en los laboratorios de hemodinámica, para la caracterización de la placa aterosclerótica coronaria y la evaluación del stent implantado. Se presenta un paciente que en el curso de un síndrome coronario agudo con elevación del segmento ST, fue tratado con trombolíticos y no se lograron signos de reperfusión. La coronariografía realizada no demostró estenosis significativa en relación con la topografía del infarto, por lo que se realizó tomografía de coherencia óptica y se diagnosticó una imagen compatible con proliferación neointimal y presencia de trombo dentro del stent previamente implantado en la arteria circunfleja, que se correspondía con los cambios del electrocardiograma. Se decidió aplicar tratamiento percutáneo con implantación de stent fármaco-activo. La tomografía de coherencia óptica permitió diagnosticar y tratar una imagen angiográfica dudosa.

Palabras clave: Tomografía de coherencia óptica angiografía coronaria enfermedad coronaria técnicas de diagnóstico cardiovascular.

2012-10-12   |   860 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 4 Núm.4. Octubre-Diciembre 2012 Pags. 296-299 CorSalud 2012; 4(4)