Mononucleosis infecciosa:

enfermedad del beso o de los enamorados 

Autor: Reyes Velázquez Joel Omar

Fragmento

Es producida habitualmente por el virus de Epstein-Barr, aunque también puede originarse por el citomegalovirus y, en 1% de los casos por Toxoplama gondii. Se caracteriza por la presencia de fiebre, faringitis (odinofagia), adenopatías linfáticas y linfocitis atípica. Fundamentalmente afecta a niños, adolescentes y adultos jóvenes. Por lo general es un proceso benigno y autorresolutivo, en el que la respuesta inmunitaria del huésped desempeña un papel importante. Epidemiología El virus Epstein-Barr está bastante distribuido en todo el mundo; de hecho, se estima que cerca del 95% de los adultos con edades comprendidas entre los 35 y los 40 años han sido infectados. Esta enfermedad puede afectar a cualquier individuo independientemente de su edad, pero la mayoría de los casos se observan en adolescentes y adultos jóvenes. Los niños se hacen susceptibles de padecer esta infección tan pronto como desaparecen los anticuerpos maternos. En general, se admite que la mononucleosis infecciosa es una enfermedad propia de personas jóvenes, si bien en los países en vías de desarrollo un alto porcentaje de la población se infecta antes de la adolescencia; por el contrario, en ciudades con altos grados de higiene, así como en los países desarrollados, la infección se retrasa y la mayor prevalencia se registra en el grupo poblacional correspondiente a los adultos jóvenes. Aunque esta enfermedad puede padecerse más de una vez, en muy raras ocasiones estos episodios son debidos a un resurgimiento de la actividad viral. La recidiva de la enfermedad sólo ha sido comunicada en pacientes que han recibido trasplantes y no se ha detectado nunca una reactivación sintomática en personas sanas.

Palabras clave:

2012-12-06   |   2,101 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 9 Núm.99. Octubre 2012 Pags. 1 Odont Moder 2012; 9(99)