Resumen

El síndrome antifosfolípidos (SAF) es poco frecuente, está caracterizado por complicaciones asociadas a un estado de hipercoagulabilidad. El SAF incluye características clínicas como: trombosis arterial o venosa, enfermedad de arterias coronarias, formación de trombo intracardiaco, hipertensión pulmonar, miocardiopatía dilatada y enfermedad valvular, siendo la más afectada la válvula mitral seguida de la aórtica y tricúspide. El diagnóstico de SAF se lleva a cabo mediante la detección de anticuerpos antifosfolípidos (AAF). Presentamos el caso de un paciente con cardiopatía isquémica secundaria a un Síndrome antifosfolípidos primario.

Palabras clave: Cardiopatía isquémica síndrome antifosfolípidos tiempos de coagulación tronco coronario.

2013-05-10   |   937 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 4 Núm.3. Febrero-Abril 2013 Pags. 192-196 Rev Med MD 2013; 4(3)