Resumen

Introducción: En México, los niños de primaria permanecen aproximadamente 4.5 horas en la escuela, por lo que fuera de ese espacio es donde consumen la mayor parte de sus alimentos. El objetivo de esta investigación fue explorar las conductas alimentarias más allá del entorno escolar que pudieran favorecer la obesidad. Métodos: Estudio descriptivo de niños de una escuela primaria oficial en el Distrito Federal. Los hábitos alimentarios se conocieron por un cuestionario y las características antropométricas, por medición física. Resultados: Los participantes indicaron consumir refrescos y jugos enlatados con alta frecuencia y en cantidades importantes (80%), así como productos lácteos industrializados con alto valor calórico y bajo contenido de proteínas; ingerían pocos alimentos de origen animal; 30% comía cuatro o cinco veces al día y 10%, una o dos veces. Los resultados se asociaron con las características somatométricas de los niños, 37.6% de los cuales presentó sobrepeso u obesidad y 12%, bajo peso. Conclusiones: Para la prevención de la obesidad son necesarios programas de educación que involucren a profesores, padres de familia y escolares, para obtener conductas saludables y preservar la salud.

Palabras clave: Hábitos alimenticios sobrepeso niño.

2013-07-15   |   936 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 51 Núm.4. Julio-Agosto 2013 Pags. 450-455 Rev Med Inst Mex Seguro Soc 2013; 51(4)