Resumen

La criptococosis es una infección micótica de distribución mundial, producida principalmente por el complejo Cryptococcus neoformans/Cryptococcus gattii (C. neoformans/C. gattii), ambos se encuentran ampliamente distribuidos en la naturaleza. C. neoformans afecta principalmente a personas inmunocomprometidas y C. gattii a pacientes inmunocompetentes expuestos a al nicho ecológico del hongo. Por lo general la puerta de entrada es por vía respiratoria y posteriormente se disemina a otras regiones del cuerpo, principalmente el sistema nervioso central. El diagnóstico se realiza por observación directa del hongo, estudios histopatológicos, aislamiento en cultivos y la presencia de antígeno capsular. Las manifestaciones cutáneas pueden ser por inoculación primaria a la piel, denominada criptococosis cutánea primaria o por diseminación hematógena como parte de una enfermedad sistémica, lo que se denomina criptococosis cutánea secundaria. Las principales diferencias son que en la primera existe un antecedente traumático previo, menor porcentaje de pacientes inmunodeprimidos y lesiones únicas o confinadas a las manos o áreas descubiertas. Aunque la incidencia de criptococosis ha disminuido con el tratamiento antirretroviral de gran actividad, aun es prevalente en regiones donde no se accede a este tratamiento, así mismo las manifestaciones cutáneas son difíciles de reconocer por lo que es importante que el médico considere este diagnóstico en pacientes con el virus de inmunodeficiencia humana o pacientes que antecedente traumático expuestos a la ecología del hongo como heces de palomas, tierra o madera en descomposición.

Palabras clave: Criptococosis; Cryptococcus gattii; Cryptococcus neoformans.

2013-07-22   |   1,261 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 19 Núm.2. Agosto 2013 Pags. 147-153 Rev Méd Risaralda 2013; 19(2)