Primer trasplante hepático en Panamá

Autor: Richards Lizka

Completo

La primera vez que pensamos en el trasplante hepático fue para muchos una locura y para nosotros, la búsqueda de un sueño que trajera de nuevo a la vida a cientos de pacientes que tienen sus esperanzas puestas en los que brindamos salud. Fue más difícil de lo que pensamos, pues muchas personas creyeron que se trataba de algo imposible. Fueron muchas las puertas que tocamos sin obtener respuestas, pero nunca claudicamos, convencidos que estábamos en la dirección correcta y que nuestra causa era noble y en beneficio de nuestros pacientes. Nuestros esfuerzos encontraron eco a nivel de personas valiosas en la Asamblea de Diputados y después de dos anos de arduo trabajo, se logro la creación de la Ley General de Trasplantes en Panamá, que dicta las normas a seguir en la realización de trasplantes en nuestro país y hace imperativo el estimulo y apoyo a la realización de trasplantes, entre ellos el de hígado. Las actuales autoridades de la CSS se hicieron eco del interés generado y es así como se conforma un equipo de profesionales de la medicina panameña con gran capacidad y trayectoria y se llevan a cabo entrenamiento y capacitaciones en prestigiosos centros de trasplante de América y Europa. Todos los esfuerzos rindieron sus frutos el 24 de marzo del 2011, cuando gracias a una familia noble, que en medio de su sensible pérdida, deciden aceptar la donación de los órganos de su familiar. Inmediatamente llamamos a la receptora quien se presenta en el acto, sin temor y confiando en nuestra Institución y en la calidad de sus profesionales. A las 7:00 p.m. inicia el proceso y comienza el procedimiento y doce horas después teníamos a una nueva paciente y el primer trasplante de hígado realizado en nuestro país. Fue una labor titánica de todos los profesionales involucrados, en nombre de todos, GRACIAS. Dra. Lizka Richards Miembro del Comité Editorial

Palabras clave:

2013-12-05   |   893 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 36 Núm.2. Diciembre 2011 Pags. III Rev Med Caja Seg Soc Pan 2011; 36(2)