Actualización en Rosácea, 2011

Autores: Ríos Yuil José Manuel, Yuil de Ríos Emma

Resumen

La rosácea es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que se caracteriza por eritema centrofacial transitorio o persistente, telangiectasias y, con frecuencia, pápulas y pústulas. La rosácea puede clasificarse en cuatro tipos clínicos principales: el eritemato-telangiectasico, el papulo-pustular, el fimatoso y el ocular. La causa de la rosácea es aún desconocida; sin embargo, existen muchos mecanismos patogénicos que han sido asociados con el desarrollo de la enfermedad. Entre los mecanismos se incluyen alteraciones vasculares, exposiciones climáticas, degeneración de la matriz dérmica, químicos y agentes ingeridos, anormalidades del folículo pilosebáceo, alteraciones inmunológicas, radicales libres de oxigeno (ROS) y agentes microbianos. El tratamiento actual de la rosácea no es curativo; sino que va destinado al control de la enfermedad. Incluye terapias tópicas, sistémicas y otras terapias.

Palabras clave: Rosácea etiología Demodex histología tratamiento.

2013-12-05   |   1,838 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 36 Núm.2. Diciembre 2011 Pags. 59-70 Rev Med Caja Seg Soc Pan 2011; 36(2)