La relación entre el tutor y el tutorado

Autor: Salinas Pedro José

Fragmento

De acuerdo con las normas del Consejo de Estudios de Postgrado de la Universidad de Los Andes, las tesis de acreditación de postgrado deben ser realizadas por el estudiante bajo la dirección de un Tutor (y un Co-Tutor si el Tutor no es profesor de la Universidad de Los Andes). También pueden intervenir los Asesores, quienes no son reconocidos oficialmente, pero son aceptados si tienen aprobación del Tutor. En el pregrado, las tesis son dirigidas por un Profesor Gula, y pueden tener varios Asesores. En Venezuela, según un estudio realizado sobre la Universidad Central de Venezuela, la Universidad Simón Bolívar y la Universidad Católica Andrés Bello, sólo el 0.58 de los estudiantes termina la tesis en el tiempo previsto y un 12% culmina los estudios después de 10 años de haber cursado las materias. La gran mayoría de los estudiantes no culminan su carrera, especialidad, maestría o doctorado, debido al llamado «síndrome TMT (Todo Menos Tesis)» es decir, se cumplen todos los requisitos menos la tesis. El estudio logró determinar que este problema se debe principalmente a la tutoría de la investigación. Otros factores como falta de recursos económicos o de tiempo son insignificantes, y casi inexistentes en este síndrome. La tutoría se hace un obstáculo difícil de vencer por varias causas, principalmente la falta de tutores o la deficiencia de éstos para dirigir la investigación por falta de conocimientos, de tiempo, de interés, de motivación u otros incentivos. Este problema es tan grave que en otro estudio se detectó que se han formado empresas para elaborar las tesis por encargo del estudiante, estimándose que una sesión de asesoría de 45 minutos cuesta unos 5500 bolívares (cerca de US $10) lo que indica que una tesis de pregrado cuesta unos 330000 bolívares (cerca de US $600) y una tesis postgrado cuesta unos 550000 bolívares (aprox. US $1000). En España el problema es similar, ya que en un estudio de 1995 donde se encuestaron 1100 tutores de medicina, se encontró que los tutores tenían menos de tres años en promedio como tutores y que menos del 17% tenían más de 7 años. Dentro de las necesidades sentidas de formación, el área con mayor necesidad fue la investigación, y la característica más desea en el tutor fue la capacidad para motivar.

Palabras clave:

2006-07-21   |   1,662 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 4 Núm.1. Enero-Diciembre 1995 Pags. MedULA 1995; 4(1-4)